El problema de encontrarse con adolescentes solos, perdidos, desorientados no es nuevo. Muchas veces las familias y las instituciones no están preparadas apara afrontar este periodo crucial de la vida, y deciden hacer un paso al costado. Los jóvenes siempre dirán que quieren estar solos, que no quieren ser molestados, ni perseguidos; pero en realidad solo están expresando que necesitan amor y contención.

Al igual que cada etapa del crecimiento, en la adolescencia, se necesita el apoyo incondicional de los padres para poder superarla exitosamente. Esta página es un proyecto, esponsoreado por SimiJuegos.com – Juegos de casino, que quiere lograr ayudar a ambos “bandos” a superar esta crisis juntos y encontraran actividades culturales que puedan interesarle a la familia completa.

El poder de la música

La música siempre es un buen refugio en momentos de descubrimiento personal. Como padres quizás, puede resultar tedioso tener a un adolescente en la casa haciendo ruidos escandalosos. Pero es necesario ofrecer una solución para que todos convivan en paz. Ofrecerle al joven un espacio en el hogar para que practique el instrumento elegido, le ofrecerá a la familia la tranquilidad de saber exactamente donde se encuentra su hijo y saber que está a salvo y feliz haciendo lo que le gusta.

Si esto no es posible, involucrarse en el afamily-1405350_960_720prendizaje de un nuevo instrumento o en el tipo de música que el joven escucha es también una buena opción. El rechazo, por parte de los padres, por la actividad elegida solo hará que su hijo se aleje y busque refugio a veces en las personas equivocadas.

Aprender a tocar un instrumento nuevo es una herramienta esencial para la vida. No por el hecho del instrumento en sí, pero es una oportunidad para transmitirles valores fundamentales para la vida de los futuros adultos. Enseñarles que deben practicar y ensayar para lograr lo que quieren; se les está dando el mensaje, que es importante en la vida esforzarse para conseguir lo que uno quiere. Y conseguir algo no se obtienen de la noche a la mañana.